EUROPA PRESS

La Sociedad Ibérica para el Estudio y Conservación de Ecosistemas (Siece) ha alertado de la aplicación de fitosanitarios en el olivar Olivar EUROPA PRESS cuando ya se ha comenzado en algunas parcelas con la recolección de la aceituna para la obtención de aceites de oliva tempranos o de alta gama, “sin respetar los períodos de seguridad para que dichos productos no contaminen la aceituna”.

Según ha indicado Siece a través de un comunicado, resulta “paradójico” que en algunos olivares se busque la calidad del aceite de oliva, adelantando la cosecha al mes de octubre y mimando el producto, mientras que en los olivares linderos se están realizando aplicaciones con atomizador, de manera que “el producto químico es desplazado por el viento varios cientos de metros y puede contaminar la aceituna y dar al traste todo el trabajo del buen agricultor o agricultora, ajeno a estas prácticas”.

Añaden que la administración de productos químicos de uso profesional requiere de la habilitación por parte de la comunidad autónoma mediante la realización de un examen de ‘Aplicador de fitosanitarios’, que “en la mayoría de ocasiones es simplemente presencial” y que “no capacita a una persona para aplicar un insumo sin un estudio previo tanto de las plagas que afectan al cultivo, como de los nutrientes de los que carece la planta, que únicamente técnicos competentes mediante análisis científicos son capaces de determinar”.

Subrayan que de la misma manera en la que los antibióticos administrados de forma indiscriminada en personas puede tener consecuencias muy graves para la salud, el olivar es “bañado en pesticidas que eliminan tanto insectos perjudiciales como auxiliares, estos últimos ayudándonos a combatir plagas de forma natural”.

Siece ha solicitado un mayor control por parte de las administraciones en la aplicación de fitosanitarios en el cultivo del olivar, reduciendo los insumos químicos y evitando los más nocivos para la salud, no sólo del medio ambiente, sino del ser humano.

De hecho, destacan que el análisis de muestras de aire y suelo en cultivos leñosos de olivar en la provincia presentan “en un porcentaje muy alto la presencia de químicos, como el glifosato, que aparece en bastantes muestras de suelo e incluso en el mismo fruto”. Por eso desde Siece se aplauden iniciativas como el Proyecto LIFE Olivares Vivos (www.olivaresvivos.com) que buscan recuperar la biodiversidad del olivar andaluz y promover cultivos más sostenibles.

También han instado a la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural y a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio a que “traten de adoptar fórmulas de control en las técnicas de cultivo agresivas con el medio ambiente, tales como la eliminación de la cubierta herbácea, de linderos y arroyos del olivar, y el abuso de aplicación de productos químicos, que han convertido el paisaje del olivar en un auténtico desierto, nada que sea digno de ser Patrimonio Mundial de la Humanidad”.