Se trata de una campaña continuación de la realizada con éxito en 2014
Se controlarán especies como el tigre platanero, el pulgón negro de las catalpas y el pulgón negro de las leguminosas

La Concejalía de Servicios Urbanos e Infraestructuras del Ayuntamiento de Barbastro ha realizado una nueva campaña de tratamiento de control de insectos perjudiciales para las plantas mediante la suelta de insectos beneficiosos. En ella, se ha actuado sobre 205 árboles ubicados en diferentes puntos de la ciudad.

Esta técnica innovadora, respetuosa con el medio ambiente, se aplicó por primera vez en Barbastro en el año 2014, y consiste en la suelta de distintos insectos depredadores y parasitoides sobre los asentamientos de otros tantos insectos considerados plagas con presencia en laciudad, como son el tigre platanero, el pulgón negro de las catalpas y el pulgón negro de las leguminosas.

Los datos obtenidos en las campañas puestas en marcha en ejercicios anteriores han demostrado que mediante este sistema se consigue controlar las plagas de los árboles sobre los que se actúa, logrando hacer desaparecer prácticamente en su totalidad los insectos perjudiciales.

En las pasadas semanas, se han tratado un total de 205 unidades arboladas, pertenecientes a cuatro especies diferentes. Cada una de ellas ha sido tratada en función de su especie, de la plaga diana que le afecta y por consiguiente, con los insectos beneficiosos específicos para cada tipo de plaga.

Las especies vegetales sobre las que se ha actuado son 105 plataneros del Paseo del Coso, las avenida Pirineos y del Cinca y las calles San José María Escribá y Juan de Lanuza; 17 acacias de la plaza del Ferrocarril y plaza Diputación; 77 unidades del denominadao “árbol del amor” en El Terrero y Georges Orwell; 6 mimosas en plaza Diputación; y 6 catalpas en calle Castillo.

Desde el Área de Servicios Urbanos e Infraestructuras del Ayuntamiento de Barbastro se buscan alternativas que permitan llevar a cabo el control de plagas mediante una jardinería respetuosa con el medio ambiente, logrando un entorno urbano saludable, priorizando la conservación de la biodiversidad y reduciendo la dependencia de los productos químicos.