Ernesto Kantún Chan y Miguel Valencia Madera muestran algunas plantas carnívoras en reciente tianguis

“Se venden plantas carnívoras”. El solo anuncio llamaba la atención de los visitantes al mercado de plantas instalado la mañana del pasado domingo en el parque de Residencial Pensiones IV Etapa, frente a la iglesia.

Ernesto Kantún Chan y Miguel Valencia Madera, biólogo y médico veterinario el primero, y químico farmacobiólogo el segundo, germinan, cultivan y comercializan estas singulares plantas, llamadas también insectívoras.

“El negocio se llama Go and Live Green, nosotros producimos plantas carnívoras y las germinamos. Somos los únicos en el estado y estamos generando datos para investigación científica”, comentó Kantún Chan.

También explicó que se les llama plantas carnívoras porque tienen un mecanismo que les permite atrapar insectos, a fin de suplir las defensas que no tienen en su hábitat, pero más que carnívoras son insectívoras.

Los investigadores y emprendedores detallaron que estas especies atrapan cualquier insecto que quepa en sus trampas, pero las plantas más grandes pueden atrapar iguanitos y hasta ratones o cucarachas, son coadyuvantes en el control de plagas en algunos casos.

Valencia Madera indicó que estas plantas vienen de otros lugares y requieren de ciertas condiciones para mantenerse, pero al producirlas en Yucatán ya están bien aclimatadas a nuestro medio ambiente, temperatura y humedad, pues no son delicadas.
“Algunas son del norte de Estados Unidos, otras son asiáticas, algunas amazónicas, de las que manejamos la mayoría proviene de Holanda, Estados Unidos (la parte de Florida), y algunas semillas de Asia”, dijo Kantún Chan.

“Las importamos, las cultivamos y ya nos dedicamos a producirlas, de plantas nacionales hay dos especies de carnívoras: las ‘triphyophyllum’ y las ‘pinguiculas’, que también las producimos”.

Los jóvenes comentaron que hay mucho interés en esas plantas, pero es un campo nuevo y la gente tiene miedo por la cuestión del cuidado.

“Nosotros les ofrecemos toda la asesoría, cuestión técnica y acompañamiento de cuidados. Algunos las adquieren por curiosidad, pero saben que cuentan con todo nuestro respaldo y asesoría”, explicaron los emprendedores yucatecos.
Existen dos plantas carnívoras endémicas de esta región: “Utricularia” y “Drosera”, que “se pueden manejar como ornato y estar en interior y exterior, pero de eso dependerán ciertos cuidados a la planta para que se desarrolle adecuadamente”, dijeron los emprendedores.

En cuanto al precio de esta plantas indicaron que “tenemos plantas desde 50 pesos hasta $600 y $800. Depende de la especie y el tamaño”.

Se trata del primer caso del cultivo de estas plantas en la región. Los especialistas indicaron que “próximamente vamos a hacer publicaciones científicas con los datos que hemos obtenido referentes al cultivo de las plantas carnívoras”.