El director del Máster de Control y Gestión de Plagas de la Universitat de València, Jesús Selfa, ha asegurado que es imposible erradicar las plagas urbanas mediante un control químico y ha abogado por investigar nuevos campos como el del control biológico o biotécnico.

Riesgo para la salud

Según ha informado la Universitat en un comunicado, el profesor Selfa ha afirmado que el control químico que realizan los ayuntamientos de las plagas “no es efectivo” ni “suficiente”, pero ha advertido de que aumentarlo de manera “desproporcionada” supondría “un gran riesgo para la salud” de los ciudadanos debido a la acumulación de residuos químicos.

Por ello, Selfa ha apostado por nuevos caminos en la investigación que puedan aunarse al control químico, como el control biotécnico y biológico, más respetuosos con el medio ambiente, así como un incremento de la higiene, ya que los humanos “provocamos mucha suciedad y una mayor profilaxis supondría una menor propagación de plagas”, ha afirmado.

Asimismo, ha alertado de los efectos que pueden llegar a tener las plagas en la salud pública, ya que “son potenciales transmisoras de enfermedades” que pueden llevar a “crisis graves” a las personas que ya tengan problemas de salud.

En cuanto a los riesgos económicos que conllevan las plagas, Selfa ha resaltado los efectos directos en la economía que pueden tener las plagas agrícolas y forestales.

Estos y otros temas son los que tratará el Máster de Control y Gestión de Plagas que comenzará en enero de 2019 y durará todo el año, a lo largo de 15 módulos que se impartirán on line. EFE