Feromonas agrícolas. La web de referencia

La web agroferomonas.com un espacio que nace con la pretensión de facilitar toda la información disponible sobre el uso de las feromonas agrícolas como el medio de monitoreo y control de plagas que más presente y futuro tiene en la agricultura, ya que supone un complemento o una alternativa a la utilización de insecticidas convencionales. Cuenta entre sus ventajas con la de ser altamente eficaz, selectivo para la plaga a controlar, respetuoso con el medio ambiente, fácilmente manejable por los agricultores y a la vez, ayudan a reducir o evitar la presencia de residuos en las frutas y hortalizas.

Esta web viene a cubrir el hueco existente en la información agraria sobre el mundo de las feromonas agrícolas , dotando al sector de un espacio donde poder tener a disposición de los interesados, contenidos diversos como artículos, estudios, noticias, novedades, informaciones, etc., relacionadas con el control y monitorización de plagas mediante feromonas agrícolas.

Recopilaremos toda la información relacionada con el mundo de las feromonas agrícolas y su uso en el control y monitoreo de plagas, y contaremos con expertos en la materia para que los contenidos que se vayan publicando tengan el máximo rigor científico, a la vez que puedan ser asimilados por los técnicos asesores, los responsables de campo y agricultores.

CONTROL DE PLAGAS: LAS FEROMONAS AGRÍCOLAS, LA MEJOR OPCIÓN PARA EL CONTROL INTEGRAL DE PLAGAS

Feromonas agrícolas

El uso de feromonas en la agricultura actual, aplicadas por medio de las diversas técnicas disponibles y las que se puedan desarrollar en el futuro, constituye un mecanismo idóneo y excelente para su utilización en el monitoreo y control de plagas, dentro de programas de lucha integrada en los cultivos hortícolas, frutales, ornamentales, forestales, jardinería, etc.

Su utilización permite conocer, cuantificar y reducir las poblaciones de las plagas que

atacan a los cultivos y para las que se dispone de feromona sintetizada, sobre las que se actúa de una manera selectiva, evitando afectar al desarrollo de otras y minimizando la toxicidad para los usuarios y consumidores al no añadir residuos insecticidas a las frutas y hortalizas, ni afectando al medio ambiente. Las feromonas agrícola son en definitiva una buena herramienta para técnicos y agricultores que desean aplicar las herramientas más modernas y eficientes en sus cultivos.

Un modelo de lucha eficaz y respetuosa tanto con el medio ambiente como con la salud humana, y un compromiso ético de nuestros productores y agricultores, siendo el mejor exponente en este sentido dentro de los modelos de lucha de la Protección Integrada de Cultivos.

UNA WEB DE CONTENIDO PRÁCTICO

El uso de las feromonas como método de control deplagas se ha demostrado absolutamente efectivo para algunas y en otras, se trabaja para encontrar el procedimiento más adecuado para alcanzar el mismo resultado.

En ocasiones, los agricultores esperan de esta técnica de lucha resultados similares a los ofrecidos por los insecticidas, y eso es un error. Las estrategias son diferentes y deben asumirse con naturalidad. La meta no es erradicar la plaga, sino conseguir que no cause pérdidas económicas al cultivo, evitando los riesgos del uso de productos insecticidas, para los que son una alternativa muy interesante.

El uso de feromonas requiere asumir las recomendaciones del fabricante para garantizar su éxito: fecha adecuada de instalación, mantenimiento del material, reposición de cebos, estrategias de colocación en la planta, refuerzo de bordes, etc. Cuando estas normas no se respetan, pueden darse fallos en el control y el agricultor pensar que es el sistema el que no funciona.

Para comunicarse entre sí, los insectos utilizan diferentes mecanismos. Uno de ellos son las feromonas, que pueden tener como finalidad, agregar individuos de una misma especie.

También atraer las hembras a los machos para que las fecunden, marcar una planta o zona de ella como sustrato alimenticio idóneo, evitar que otros individuos ocupen su espacio o dañen la misma fruta, etc. Los insectos segregan feromonas que una vez identificadas y sintetizadas, pueden ser utilizadas a nivel de campo para interferir en los procesos para los que esa feromona está indicada (comer, agruparse, aparearse, dispersarse, etc.)

Desde esta web se pretende acercar el mundo de las agro feromonas al secor Agrícola.

Arrojaremos luz sobre términos como “trampas de captura”, “monitoreo”, “difusores”, “captura masiva”, “confusión sexual”, “attract and kill (atraer y matar)”, y nuevas estrategias como el manejo de plagas en áreas extensas que aumenta la efectividad del uso de feromonas evitando su propagación en zonas no tratadas.

Las feromonas de uso agrícola constituyen en la actualidad el método más apropiado para para utilizar en los programas de lucha integrada para la sanidad de especies vegetales como cultivos hortícolas, ornamentales, frutales, forestales, jardinería, etc., gracias a una serie de características que tienen que ver con sus propiedades, efectividad, efectos secundarios, etc.

¿Cuáles son esas ventajas?

El uso de feromonas para el control de plagas presenta grandes ventajas para el agricultor, como es su nula incidencia sobre el medio ambiente, la ausencia de residuos sobre las frutas y hortalizas, gran especificidad sobre la plaga objeto de control, ausencia de acción sobre otros insectos beneficiosos presentes en el cultivo y comodidad de utilización.

El uso generalizado de feromonas permite una reducción importante del consumo de productos insecticidas, y en algunos, la eliminación total de estos. Utilizar trampas y cebos para el monitoreo de una plaga, permite al agricultor actuar contra ella con mayor eficacia al localizar con exactitud el momento de tratarla. De esta manera, podemos conseguir una agricultura más limpia y segura.

Por otro lado, la aplicación de técnicas de captura masiva, confusión sexual o atracción y muerte, en las que las feromonas son el componente principal, pueden ayudar a minimizar e incluso eliminar, el uso de productos insecticidas contra la plaga en cuestión. De esta manera, podemos conseguir una agricultura más limpia, segura y responsable.

Las feromonas de uso agrícola constituyen en la actualidad el método más apropiado para para utilizar en los programas de lucha integrada para la sanidad de especies vegetales como cultivos hortícolas, ornamentales, frutales, forestales, jardinería, etc., gracias a una serie de características que tienen que ver con sus propiedades, efectividad, efectos secundarios, etc.

En primer lugar podemos destacar el hecho de que cada feromona es sintetizada como copia perfecta de la que el propio insecto produce de forma natural, lo que hace que sea específica de esa especie y no interfiera para nada en otros insectos del entorno.

Permiten reducir las poblaciones de la plaga y los daños que genera al cultivo, reduciendo o eliminando así el uso de productos insecticidas contra ella.

Por sus características, no afectan al conjunto de la fauna auxiliar de un cultivo, respetando depredadores y parásitos. No afectan a animales superiores y por su baja concentración, no presentan riesgos para las personas y no generan problemas de residuos en las frutas y hortalizas, aumentando la seguridad de los consumidores.

Hasta la fecha no se conocen problemas de resistencia de alguna plaga al uso de feromonas para su control. Es importante cumplir siempre las recomendaciones del fabricante para minimizar ese riesgo de cara al futuro, si es que pudiera darse.

Son de fácil empleo, se utilizan a dosis muy bajas y son muy eficientes cuando se incorporan a programas de manejo integrado de plagas.

Otra ventaja es su difusión en campo a través del aire, lo que permite que puedan llegar a todos los rincones de la planta donde se encuentre el insecto diana de su acción. Cada especie tiene sus propios mecanismos de comunicación y localización que las feromonas imitan, a gran escala, favoreciendo así la interferencia de los procesos reproductivos o alimenticios, la captura masiva o la atracción y muerte de los insectos de la especie en cuestión.

Por último, como ya se ha dicho, cada especie tiene su feromona específica para un fin determinado. Su identificación y síntesis permite en muchos casos, la utilización de esa feromona por medio de una técnica concreta para la lucha contra la plaga. No todas las plagas permiten esa acción, pero las que si lo aceptan, se pueden controlar eficazmente.