El Concello de Porriño ha dado a conocer ayer los resultados de la campaña de este año de lucha contra la avispa velutina los cuales han sido calificados por el concejal de Medio Ambiente, Marcelino Coto, como “espectaculares”. Y es que tras el reparto de medio millar de trampas (300 más que el año pasado) y de 175 litros de líquido atrayente de esta especie invasora, el resultado final ha sido la eliminación de más de 25.000 ejemplares de reinas. Así, se multiplica por 6 lo alcanzado en 2017, cuando se erradicaran unos 4.000 insectos.

El gobierno local optará, en esta campaña, por involucrar a los vecinos dirigidos por un grupo de apicultores que fueron los encargados de que hubiese al menos dos personas en cada una de las ocho parroquias que se ocupasen de colocar las trampas en los lugares más idóneos, asegurarse que tuviesen el atrayente, controlasen el número de ejemplares que iban cayendo y, al final, recuperasen las trampas que podrán volver a emplearse en la próxima campaña.

La correcta colocación de las trampas es fundamental para obtener buenos resultados. En este caso señalan que “se hizo en el momento y en los lugares oportunos, desde mediados de febrero a principios de mayo y donde hay flores de camelia”. Lo que ha supuesto que “este año tengamos un 45% menos de avispa asiática en Porriño”, indican los apicultores, a lo que Coto añade que los buenos resultados demuestran que “la idea de movilizar a los vecinos para luchar contra esta especie invasora está funcionando”.