Se trata de aplicar métodos biológicos para acabar con el resto de insectos perjudiciales.

El Servicio de Parques y Jardines, dependiente de la Concejalía de Modernización de la Administración y Desarrollo Urbano, y la empresa concesionaria STV Gestión trabajan en la suelta controlada de insectos como método eficaz de lucha contra plagas. Las larvas que acabarán con el resto de insectos perjudiciales son la Crisopa y la Aphidios.

“Se trata de cajas pequeñas de cartón en las que se guardan larvas, a punto de eclosionar o eclosionadas, que se encargan de acabar con aquellos otros insectos que son perjudiciales para los ejemplares. Es una técnica totalmente respetuosa con el medio ambiente y que se realiza en esta época por la idoneidad de las temperaturas”, explica el edil de Modernización de la Administración y Desarrollo Urbano, José Guillén.

Entre sus ventajas las siguientes hay que destacar que no hay efectos nocivos colaterales de los enemigos naturales hacia otros organismos y sobre todo hacia las personas; el tratamiento con insecticidas es eliminado por completo o de manera sustancial; su gran efectividad, ya que la resistencia de las plagas al control biológico es muy rara; el control es a largo tiempo o permanente; la relación costo/beneficio es muy favorable; y evita plagas secundarias.

Esta estrategia busca cumplir el llamado ‘control de poblaciones biológico’ y preservar los ejemplares (más de un millar), que reúnen las condiciones idóneas para su tratamiento”.

Lo que se busca es perseverar en la idea fundamental de que este control quiere equilibrar unos niveles tolerables de población de unos con otros, pero en unas cantidades menos perniciosas para el ciudadano. Por ello, se colocará, a modo informativo, una cartelería pedagógica de la suelta.

Asimismo, con esta actuación, que se llevará a cabo con Crisopa (Chrisoperla carnea) y Aphidios (Aphidius colemani), se persigue también “mejorar la calidad de vida de los vecinos y evitar las posibles resistencias a algunos productos que ofrecen las plagas”, enfatiza Guillén.

Este sistema incide en la importancia de actuar de forma anticipada para controlar posibles plagas (dadas frecuentemente en jacarandas, robinias y tipuanas), actuaciones que se controlan de forma intensa y exhaustiva desde los servicios de parques y jardines del Consistorio.

Entre las zonas en las que se va a actuar se encuentran varias de la ciudad y pedanías como son el Jardín del Secano en Torreagüera, la Avenida de Floridablanca o el Jardín del Salitre.