Ataca a las encina, comiéndose las hojas y los brotes verdes

Las encinas del centro de Mallorca están en peligro. Este año ha habido una explosión epidémica de la oruga peluda (o Lymantria dispar) que ataca estos árboles y se come las hojas y los brotes verdes, para terminar con el resto de hojas y aunque no mata a los ejemplares, sí los debilita. La oruga peluda es un insecto conocido en Mallorca y Menorca, su ciclo de vida provoca que haya estas explosiones cada diez o doce años y se crea una situación de epidemia que puede durar hasta cinco años.

Para explicar el ciclo de la vida de este insecto, la Cap de Sanitat Forestal i Biodiversitat de la Conselleria de Medi Ambient del Govern, Sandra Closa, ofreció una charla a los vecinos de Costitx el pasado miércoles. Closa indicó que desde la Conselleria monitorizan este insecto para controlarlo y ahora saben que está muy presente en Costitx, Llubí, Sineu, Inca y una parte de Sencelles.

«En los meses de mayo y junio es cuando los huevos han explosionado y hay una gran presencia de orugas que ya están en la última fase. Aplicar ahora tratamientos fitosanitarios a gran escala no nos daría buenos resultados, pero lo que sí haremos será colocar trampas con feromonas (la Conselleria ha adquirido más de 200) para cazar las mariposas que saldrán de estas orugas y evitar las puestas de huevos», según Closa.

Las mariposas viven solo 4 o 5 días durante los que se emparejan y hacen la puesta de huevos. Cada ejemplar puede poner de entre 500 a 1.500 huevos que eclosionarán en nuevas orugas la próxima primavera. «Ahora debemos consensuar una actuación contundente para aplicarla antes del próximo verano», dijo Closa. A pesar de que las larvas son peludas, Closa indicó que no son urticantes por lo que no tienen peligro sobre los humanos ni animales, aunque sí son molestas. Las orugas trepan por las piernas de las personas y se meten en las casas. Un vecino de Costitx aseguraba esta semana que «he barrido dos palas de orugas en mi finca».

El alcalde de Costitx, Antoni Salas, explicó que en su municipio «hay mucha alarma entre los vecinos» por lo que decidió organizar la charla informativa en la que Closa explicó las causas del insecto que ataca las encinas y cómo combatirlo.